Skip to main content

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 19 segundos

5/5 - (4 votos)

El Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello se celebra cada año el 27 de julio como iniciativa de la International Federation of Head and Neck Oncologic Societies (IFHNOS) con la finalidad de concienciar y sensibilizar a la población acerca del diagnóstico oportuno y tratamiento precoz de esta patología y las acciones pertinente.

En JJP nos sentimos especialmente ligados a esta efeméride debido a nuestra participación activa como compañía en intervenciones de esta índole.

Nuestro sistema de monitorización AVALANCHE, guiado por compañeros de JJP ayuda día a día a profesionales médicos de toda España a realizar intervenciones de cabeza y cuello de una manera más segura, gracias a la monitorización de los nervios localizados en estas zonas.

¿Quieres saber más sobre nuestro sistema de monitorización de Avalanche y porque las cirugías de cabeza y cuello son más seguras gracias a su utilización? 

El Cáncer de Cabeza y Cuello consiste en un grupo de tumores malignos que se localizan en los senos paranasales, faringe, laringe, cavidad oral, lengua y glándulas salivales.

Estudios concluyen que es más frecuente en los hombres que en las mujeres, ocupando el sexto tipo de cáncer más común a nivel mundial. Anualmente se diagnostican unos 10.000 casos, siendo considerado un tipo de tumor infrecuente.

Se manifiesta mediante la aparición de nódulos que se forman en las superficies húmedas del cuerpo: boca, garganta y nariz, dificultando el normal funcionamiento del organismo. Estas lesiones afectan el habla, la deglución y la voz de las personas que lo padecen.

El objetivo de esta conmemoración es sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención, detección y gestión de riesgos a través de la inocuidad alimentaria, promoviendo debates, soluciones y formas de mejorar la salud humana, el comercio, la agricultura y el desarrollo sostenible.

Los principales factores de riesgo de esta patología son los siguientes:

  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Déficit de vitaminas A y C.
  • Higiene bucal inadecuada.
  • Irradiación.

Los síntomas de esta enfermedad aunque deben ser evaluados pueden entre otros:

  • Dificultad considerable para tragar
  • Sangrado nasal.
  • Ahogos frecuentes.
  • Inflamación de las encías.
  • Aparición de bultos o protuberancias en el cuello.
  • Espasmos en los músculos que controlan las cuerdas vocales (disfonías) y cambios abruptos en la voz.
  • Úlceras o heridas en la boca que no sanan.

#WorldHeadNeckCancerDay #cancerdecabezaycuello