Skip to main content

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 20 segundos

5/5 - (16 votos)
Portada » Blog » Tipos de miomas uterinos

Todo lo que necesitas saber sobre los tipos de miomas uterinos

Los miomas uterinos, también llamados fibromas, son tumores benignos que se desarrollan en el útero y afectan a una gran proporción de mujeres en edad reproductiva. Se estima que el 70% de las mujeres pueden desarrollar miomas uterinos en algún momento de su vida. No todos los tipos de miomas uterinos presentan síntomas, algunos no provocan ninguna señal y la paciente puede no ser consciente de tenerlo hasta que lo localizan por casualidad en una revisión ginecológica. 

“Los miomas uterinos son tumores benignos que crecen en el útero”

No todos los miomas necesitan tratamiento, solo aquellos que produzcan síntomas. Si la paciente tiene deseos de ser madre y aún no presenta síntomas, sí que debería eliminarlos lo antes posible mediante el tratamiento médico más adecuado, siempre asesorado por un profesional. Es necesario acudir a un especialista en ginecología y obstetricia, ya que una vez embarazada ya no pueden ser tratados.

“Los tipos de miomas asintomáticos no necesitan ser tratados a no ser que se desee ser madre en algún momento”

Por otro lado, existen otros miomas que sí que provocan síntomas en la paciente, afectando su calidad de vida. Los síntomas de los miomas uterinos pueden variar dependiendo del tamaño, la ubicación y el número de miomas. Algunos de los síntomas más comunes incluyen períodos menstruales pesados o prolongados, dolor o presión en la pelvis, frecuencia urinaria, dificultad para vaciar la vejiga, dolores en las relaciones sexuales, estreñimiento y/o dolor en la espalda o piernas.

Causas y factores de riesgo

Aunque la causa exacta de los miomas uterinos es desconocida, se cree que varios factores pueden contribuir a su desarrollo. Los miomas son tumores benignos que están relacionados con las hormonas, especialmente con el estrógeno y la progesterona, las cuales juegan un papel importante en el crecimiento de los miomas.

Los principales factores de riesgo asociados a los miomas son:

  • La edad, siendo más comunes entre los 35 y 60 años.
  • El origen de la persona, siendo más comunes en mujeres de origen africano.
  • Factores genéticos.
  • La menopausia tardía.
  • La menarquia precoz, es decir, la edad temprana de la primera menstruación.
  • Uso prolongado y precoz de anticonceptivos.
  • La obesidad y el consumo de carne roja, alcohol y cafeína.

Desde el punto de vista médico, según su localización existen diferentes tipos de fibromas uterinos. Te detallamos los principales tipos y sus síntomas más característicos.

Tipos de miomas según su localización (CLASIFICACIÓN FIGO)

FIGO (Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia)

tipos de miomas uterinos

La Figo clasifica los miomas uterinos en cuatro tipos principales, según su ubicación en el útero, a esto se le conoce como Clasificación de la Figo para los miomas uterinos. Todos los miomas se originan en el miometrio, y entre ellos, tenemos cuatro tipos dependiendo de su localización y dirección de crecimiento:

MIOMAS SUBMUCOSOS

Son los miomas más internos (Tipo 0, 1 y 2), que aparecen en el endometrio y afectan a la cavidad uterina. Suelen ser los más comunes y pueden crecer hasta un tamaño considerable. A menudo no presentan síntomas, pero si crecen demasiado, pueden provocar dolor abdominal, presión en la vejiga o el recto, sangrado menstrual abundante, y pueden afectar a la fertilidad disminuyendo o dificultando las posibilidades de embarazo.

Además de la clasificación general de la Figo la clasificación de Wamsteker (1993), proporciona una descripción más detallada de los miomas submucosos en:

  •  Tipo 0: El mioma está situado en su totalidad en el interior de la cavidad uterina.
  •  Tipo I: El miomas tiene una extensión intramural menor del 50%.
  •  Tipo II: extensión intramural del miomas es mayor del 50%.

MIOMAS INTRAMURALES

Se localizan en el espesor del útero (Tipo 3, 4 y 5), en la parte más central del endometrio y pueden ser los responsables de la esterilidad y abortos por dificultar la fijación de los óvulos. Son los miomas más comunes y pueden crecer en diferentes partes del útero y pueden variar en tamaño. Pueden causar síntomas como dolor pélvico, sangrado menstrual abundante y presión sobre la vejiga o el recto, dependiendo de su ubicación

MIOMAS SUBSEROSOS

Son los que crecen en la cara externa del útero (Tipo 6 y 7) provocando presión en los intestinos y vejiga. Son los responsables de la micción abundante e incluso de un posible estreñimiento.

MIOMAS PEDICULADOS

 

Pueden aparecer dentro o fuera de la cavidad y se diferencian porque crecen a través de un tallo o pedúnculo largo que los conecta al útero. Pueden causar presión sobre otros órganos cercanos, síntomas como dolor abdominal o pélvico que, en caso de que se produzca una torsión, pueden ocasionar un dolor bastante intenso.

Dependiendo de los tipos de miomas uterinos, existen diferentes tipos de tratamiento, siendo la Radiofrecuencia, uno de los menos invasivo y sin ingreso hospitalario. Se puede dar el caso que el único tratamiento sea la cirugía de miomas. Por eso es indispensable visitar a un profesional para estudiar cada caso.

¿Tienes dudas? Pregúntanos a través del nuestro formulario de contacto o llámanos por teléfono al 954 502 566 y te ayudaremos.

INFORMACIÓN EXCLUSIVA PARA PROFESIONALES SANITARIOS

La información y contenido de esta sección va dirigida única y
exclusivamente a profesionales sanitarios capacitados para hacer
un uso correcto del contenido.
Al aceptar, confirma que usted es un profesional sanitario.