Skip to main content

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 5 segundos

4.7/5 - (4 votos)

Nuevo rol de las redes sociales en la atención médica

 

La pandemia de COVID-19  cambió la forma en que vivimos, trabajamos y nos conectamos con los demás.

En el ámbito médico, estos cambios han sido especialmente significativos. Una de las transformaciones más notables, aún más si cabe desde dentro del departamento de Marketing de @jjphospitalria ha sido el papel cada vez más importante que las redes sociales y la tecnología digital están desempeñando en la atención médica.

En nuestro departamento en apenas unos meses pasamos de luchar contra el mítico “prohibido mirar en Google un diagnóstico porque por todo te vas a morir” a abrazar la tecnología para consultas médicas, divulgación y concienciación.

En este artículo, analizamos adentrándonos en nuestro departamento de Marketing y comunicación, como las redes sociales han revolucionado el sector médico y por qué son tan cruciales en la era post-pandemia.

Un Cambio de Paradigma

Antes de la pandemia, nos teníamos que “pelear” a diario con la comunidad médica, que solía advertir sobre los peligros del autodiagnóstico a través de internet. Los médicos eran muy recelosos sobre aparecer en internet ya que los sitios web de dudosa credibilidad y la desinformación abundaban, llevando a las personas a conclusiones incorrectas y, a veces, dañinas sobre su salud.

Sin embargo, con la llegada del COVID-19 y el confinamiento, la telemedicina y las redes sociales se convirtieron en herramientas esenciales para mantener el contacto entre médicos y pacientes y esto ha permanecido una vez superada esta etapa.

Cada vez son más los profesionales médicos que como otros muchos sectores antes, han entendido que si no estás en internet “no existes”, o al menos existes de una forma mucho más discreta y localizada.

Telemedicina y Videollamadas

Una de las adaptaciones más evidentes durante la pandemia fue el auge de la telemedicina. Las consultas médicas a través de videollamadas se convirtieron en una necesidad para evitar la propagación del virus y para continuar brindando atención médica.

Los médicos y pacientes rápidamente se adaptaron a esta nueva forma de interacción, descubriendo que, aunque no reemplaza por completo la consulta presencial, la telemedicina es eficaz para la evaluación inicial, el seguimiento y el tratamiento de muchas afecciones.

Fuente de Información y Divulgación

Las redes sociales han emergido como plataformas clave para la difusión de información médica confiable. Organizaciones de salud, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y otros, utilizaron en su momento plataformas como Twitter, Facebook, Instagram y TikTok para proporcionar información sobre el COVID-19, medidas preventivas y programas de vacunación y no han dejado de hacerlo una vez superada esta pandemia.

A día de hoy, las redes sociales son plataformas que permiten a los profesionales de la salud llegar y concienciar a un público amplio y diverso de forma rápida y eficiente.

La Lucha Contra la Desinformación

Si bien las redes sociales son un recurso valioso, también son un terreno fértil para la desinformación. Ante esta situación, médicos y expertos en salud se convierten en voces activas, desmintiendo mitos y proporcionando información precisa. El papel de las redes sociales y los profesionales cualificados como herramienta educativa es más relevante que nunca para combatir la desinformación.

A medida que avanzamos hacia un futuro post-pandemia, las redes sociales continuarán desempeñando un papel clave en la atención médica, la educación y la creación de comunidades de apoyo. Es fundamental que tanto los profesionales médicos como los pacientes aprendan a navegar por estas plataformas, detectando donde sí y donde no consultar información, de manera responsable y efectiva para aprovechar al máximo sus beneficios.