Skip to main content

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 32 segundos

5/5 - (7 votos)
  • La sanidad privada gallega ha adoptado esta técnica pionera que combina radiofrecuencia para conseguir un necrosis coagulativa en la zona tumoral con ecografía endoscópica
  • Esta tecnología distribuida en España por JJP Hospitalaria, ofrece beneficios significativos en términos de invasividad y recuperación

En el Hospital Quirónsalud de A Coruña, se ha incorporado la radiofrecuencia para el tratamiento de tumores de páncreas. Esta innovación médica supone una alternativa menos invasiva en comparación con la cirugía convencional, ya que evita la extirpación de la parte del páncreas afectada por el tumor. Este hospital de La Coruña se convierte en el primero de la sanidad privada en implementarlo en Galicia.

Una técnica endoscópica guiada por ecografía 

La sanidad privada gallega ha adoptado esta técnica que combina radiofrecuencia para conseguir un necrosis coagulativa en la zona tumoral con ecografía endoscópica, la cual permite obtener imágenes detalladas del páncreas desde el estómago o el duodeno a través de un endoscopio. Esta técnica proporciona de forma simultanea imagen endoscópica y, desde el estomago o el duodeno, imagen ecográfica del páncreas.

Durante el procedimiento, se introduce una aguja a través del endoscopio con una gran precisión para puncionar el tumor pancreático, y destruirlo de forma irreversible mediante la ablación por radiofrecuencia del tejido tumoral. A pesar de que la radiofrecuencia se utiliza actualmente en otras patologías, como pueden ser los miomas uterinos o la ablación de nódulos tiroideos benignos por radiofrecuencia, su aplicación en la cirugía de cáncer de páncreas es verdaderamente innovadora, ya que hasta ahora no se disponía de instrumentos específicos para realizar esta técnica.

Ventajas Significativas

Dr. David Martínez Ares

Dr. David Martínez Ares

Según el Dr. David Martínez Ares, especialista digestivo del Hospital Quiron Salud A Coruña, esta técnica ofrece múltiples ventajas en comparación con la cirugía convencional para tumores de páncreas. En primer lugar, es menos invasiva, ya que solo realiza la ablación térmica del tejido tumoral, evitando así procedimientos más extensos que implican manipulación quirúrgica del abdomen y la extirpación de una parte del páncreas. Además, este tratamiento reduce las complicaciones relacionadas con la pérdida de una parte del órgano pancreático, que desempeña un papel vital en la digestión y la regulación de los niveles de glucosa en sangre. También disminuye las complicaciones derivadas de la cirugía, que suelen ser más frecuentes cuando se requiere la reconstrucción de estructuras dañadas durante la operación. Estos beneficios se traducen en una tasa de complicaciones mucho menor y en una estancia hospitalaria más breve, con la mayoría de los pacientes dados de alta en un plazo de 24 a 48 horas. Otra de las ventajas es que la técnica se realiza bajo sedación en lugar de anestesia general, lo que reduce aún más los riesgos asociados con la anestesia absolutamente necesaria en caso de cirugía.

Indicaciones y Limitaciones

Esta innovadora técnica se recomienda específicamente para el tratamiento de tumores neuroendocrinos de páncreas funcionantes como en los no funcionantes(que no producen hormonas), que tengan un tamaño inferior a dos centímetros y muestren características en la biopsia que sugieran un comportamiento menos agresivo. En caso de tumores mas agresivos y de mayor tamaño, es necesario recurrir a la cirugía convencional, según profesionales de Quirónsalud.

En el caso del tratamiento del cáncer de páncreas más común, el adenocarcinoma, aún requiere cirugía convencional como única opción de curación de la enfermedad. Además, existen estudios prometedores que sugieren que esta técnica podría ser efectiva en el tratamiento de lesiones quísticas del páncreas, que a veces son precursoras de cáncer de páncreas.

Proceso y Recuperación

La preparación previa a la intervención es similar a la de una gastroscopia, que implica un ayuno de 8 a 12 horas. Después de la intervención, el paciente permanece en ayunas durante 24 horas y, en ausencia de complicaciones, se inicia la tolerancia a la dieta oral. Por lo general, los pacientes pueden ser dados de alta en menos de 48 horas después del procedimiento.

En resumen, el Hospital Quirónsalud de A Coruña está a la vanguardia en el tratamiento de tumores de páncreas con una técnica endoscópica guiada por ecografía y radiofrecuencia. Esta tecnología distribuida en España por JJP Hospitalaria, ofrece beneficios significativos en términos de invasividad y recuperación, brindando a los pacientes una nueva esperanza en su lucha contra esta enfermedad.

Referencias