Skip to main content

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 3 segundos

5/5 - (2 votos)

¿Qué significa no quirúrgico?

Aunque existen diferentes tratamientos no quirúrgicos, eXroid® ofrece el procedimiento de menor riesgo mediante el uso de electroterapia, adecuado para los 4 grados de hemorroides. Las alternativas no quirúrgicas se llevan a cabo en un entorno ambulatorio, lo que significa menos tiempo de inactividad, menor riesgo de complicaciones y mayor comodidad para muchos pacientes. Cada tratamiento es único, incluidos los grados en los que se puede usar, el nivel de riesgo y recuperación necesarios y la necesidad de anestesia local.

Electroterapia

La electroterapia se ha investigado científicamente como tratamiento para las hemorroides durante más de 150 años.  Recientemente los avances en la tecnología médica han permitido que el tratamiento se convierta en una práctica clínica convencional. El procedimiento se utiliza exclusivamente para el tratamiento de hemorroides internas, lo que brinda una opción para pacientes con hemorroides de grado 1 o 2 que de otro modo hubieran optado por bandas o escleroterapia o para pacientes con hemorroides de grado 3 o 4 más graves como alternativa a la cirugía.

El principal beneficio del tratamiento de las hemorroides con electroterapia es su seguridad y comodidad, lo que se demuestra en el hecho de que más del 90% de los pacientes pueden realizar sus actividades habituales en el mismo día. La electroterapia todavía es relativamente, pero ha sido aprobada por NICE y ya ha demostrado ser una alternativa de tratamiento preferible a algunos de los tratamientos de hemorroides más conocidos.

¿En qué consiste el tratamiento de electroterapia eXroid®?

El procedimiento se realiza con el paciente acostado de lado, con las rodillas ligeramente flexionadas. Mientras está en esta posición, se inserta un proctoscopio (un pequeño tubo de plástico) en la parte inferior del paciente para permitir una visión clara de las hemorroides.

Luego, se inserta el electrodopor el proctoscopio y se coloca en la base de la hemorroide que se va a tratar, momento en el que se administra una corriente eléctrica de bajo nivel. Esto provoca la cauterización química y la trombosis de los vasos sanguíneos que alimentan la hemorroide; La corriente eléctrica de bajo nivel es controlada por una pieza de mano conectada a la sonda que permite al especialista aumentar o disminuir la corriente dependiendo de la tolerancia del paciente. La duración del tratamiento depende del grado de hemorroides y de la corriente suministrada. Como hemos mencionado, la electroterapia eXroid® para las hemorroides es un tratamiento ambulatorio y no requiere anestesia.

¿La baja corriente es efectiva para las hemorroides?

La electroterapia eXroid® es un tratamiento altamente efectivo para las hemorroides. Alrededor de la mitad de los pacientes les desaparecieron de sus hemorroides después de una sesión de tratamiento y más del 80% después de dos. Las hemorroides más grandes pueden requerir más de dos tratamientos.El número de tratamientos que necesite cada paciente, depende en gran medida de la cantidad de hemorroides que tenga y de su tamaño.

¿Después del tratamiento?

En la mayoría de los casos, notará que las hemorroides continúan encogiéndose después del tratamiento. Esto generalmente continuará hasta 4 semanas después del tratamiento y sus síntomas normalmente disminuirán.

¿Existe algún riesgo con el tratamiento de electroterapia para las hemorroides?

Tenga en cuenta que ningún tratamiento para las hemorroides es 100 % seguro o 100 % efectivo para todos los pacientes, y eXroid® no es una excepción: existen algunos riesgos incluso con el tratamiento más seguro y efectivo.

El sangrado rectal puede ser un efecto secundario, pero generalmente es de corta duración. Después del tratamiento, puede haber sangrado desde abajo, lo cual es más probable si ha habido sangrado reciente de las hemorroides. Algunos pacientes experimentarán sensibilidad en la piel de la cadera izquierda hasta 48 horas después del tratamiento, donde descansa la almohadilla de esponja empapada en solución salina durante el tratamiento con eXroid.

Otros efectos secundarios y complicaciones son muy raros o no se han informado, pero pueden incluir molestias o dolor más prolongados, una hemorroide externa trombosada, infecciones, cicatrización, estenosis o perforación del intestino.

Según los pacientes que compartieron su experiencia después del tratamiento, la mayoría reportó un regreso a sus actividades normales de inmediato y el 90 % informó un regreso a sus actividades normales el mismo día. Cuando hay algún dolor posterior al tratamiento, generalmente se alivia con analgésicos como el paracetamol. Se ha demostrado que el procedimiento es prácticamente libre de complicaciones.