+34 954 502 566

Novedades

Los nódulos tiroideos benignos pueden tratarse sin cirugía

El Doctor Fermín Garrido, radiólogo intervencionista del Hospital de la Salud de Granada es experto en usar la radiofrecuencia para tratar los nódulos tiroideos benignos.

 

Más del 50% de la población adulta presenta  al menos un nódulo tiroideo benigno. Se estima que en España se diagnostican 46.000 casos al año. Hasta el momento la terapia de elección ante este tipo de nódulos benignos ha sido la cirugía, pero es una técnica que conlleva complicaciones hasta en el 10% de los casos y puede generar hipotiroidismo que conlleva síntomas como temblores, insomnio, nerviosismo o desajustes menstruales, entre otros.

Ante esta situación se plantea el tratamiento con radiofrecuencia en nódulos tiroideos benignos, técnica desarrollada  por el Dr. Baek en Corea que consiste en la termocoagulación del tejido a tratar a través de una aguja muy fina que se introduce en el nódulo de manera percutánea y que emite radiofrecuencia en su punta, calentando el tejido a tratar. La intervención no implica ingreso hospitalario y se realiza con anestesia local.

Fermín Garrido, médico radiólogo en el Parque Tecnológico de la Salud y Hospital Universitario Inmaculada Concepción de Granada ha participado en el estudio multicéntrico del tratamiento de nódulos tiroideos benignos con radiofrecuencia en España  y es especialista en la técnica de  ablación por radiofrecuencia  de nódulos tiroideos benignos.

Son muchas las pacientes que rechazan la cirugía para tratar sus problemas de tiroides, es por ello por lo que recurren a la ablación de nódulos tiroideos por radiofrecuencia, sin duda la mejor opción para acabar con esta patología que tantos problemas puede generar.

Garrido ha señalado que “cada vez son más los Hospitales y pacientes que recurren a esta técnica mínimamente invasiva”, que permite acabar con este problema y que la paciente se vaya a casa en unas horas y no tenga que tener un tratamiento posterior.

Esta técnica quema el nódulo, lo desvitaliza, muere y pierde tamaño, es una pequeña corriente que al pasar por la zona aumenta la temperatura y quema el nódulo. Además evita las cicatrices y la recuperación del paciente es muy rápida.

 

 

 

Redacción

Autor

ver todos los posts

Deja un comentario

Reglamento General de Protección de Datos