Skip to main content
5/5 - (2 votos)
Portada » Blog » Miomas sin cirugía, cuales son y cómo tratarlos

 

Radiofrecuencia, el mejor tratamiento para tratar los miomas sin cirugía

Tratar los miomas uterinos sin cirugía, ya es posible en toda España lo cual es un gran paso adelante ya que son los tumores benignos más frecuentes en la pelvis de la mujer. La radiofrecuencia es el mejor tratamiento para evitar la cirugía de miomas.

El 70% por ciento de las mujeres desarrollan miomas en algún momento, siendo más posible a partir de los 50, por ello es importante acudir a revisiones ginecológicas donde puedan detectarlos para tratarlos lo antes posible. No todos los miomas generan síntomas, ya que algunos no dan ningún tipo de problemas. Sin embargo, existen otros casos en los que se producen sangrados, presión de órganos vecinos, dolor pélvico e incluso provocan aborto o afectan directamente a los deseos genésicos de la mujer.

Los miomas que produzcan síntomas, condicionando la calidad de vida personal, sexual y laboral, son los que van a beneficiarse más de la Radiofrecuencia.

Estos son los posibles síntomas de los miomas:

  • Presión y malestar en la pelvis.
  • Compresión vesical y rectal, pudiendo provocar micciones constantes.
  • Aumento del volumen abdominal.
  • Infertilidad, debido a la oclusión por parte de los miomas, de los orificios tubáricos y/o del orificio cervical interno del útero.
  • Abortos de repetición.

Puedes oír hablar de ellos bajo otros nombres como fibromas uterinos, leiomiomas o fibromiomas. La ubicación, el tamaño y la forma pueden variar mucho, aunque generalmente los miomas son generalmente redondos o semi-redondos. Se pueden localizar dentro del utero, en su superficie externa, dentro de las paredes uterínas o unidos a el por un pedículo similar a un tallo.

El tamaño de los miomas puede variar, oscilando entre el de una canica grande, una pelota de tenis, e incluso en algunos casos pueden ser mayores, ¡Y ya se están comenzando a tratar con radiofrecuencia!

En la siguiente imagen vemos una representación de diferentes tamaños y volúmenes de los miomas:

miomas sin cirugía

Imagen descriptiva de los tamaños y formas aproximadas de los miomas candidatos a extirparse sin cirugía mediante radiofrecuencia.

Hasta el momento sólo podían tratarse por laparoscopia o por cirugía, pero ya existe la vía de la ablación de miomas por radiofrecuencia. Esta es una técnica menos invasiva que no requiere ingreso hospitalario y que  supone un gran avance para este tratamiento dado que brinda una oportunidad de tratamiento para evitar la cirugía de miomas.

¿Qué tipos de miomas puede padecer la mujer?

Los miomas se describen en función de su ubicación dentro de la matriz (útero):

  • Miomas intramurales crecen dentro de la pared muscular del útero.
  • Miomas pediculados crecen ya sea en la pared exterior o interior del útero y en general sólo se unen al mismo por un tallo estrecho llamado pedículo. En el caso de que este llegue a torcerse, pueden ocasionar dolor.
  • Miomas submucosos crecen en la pared interna (cavidad del útero).
  • Miomas subserosos crecen en la pared exterior del útero en la pelvis.
  • Pueden crecer simultáneamente diferentes tipos de miomas, por ejemplo, miomas submucosos pediculados o miomas subserosos pediculados.

Radiofrecuencia, el mejor tratamiento para eliminar los miomas uterinos sin cirugía

Gracias a la radiofrecuencia conseguimos tratar y evitar la cirugía de miomas. La técnica consiste en introducir por vía vaginal un electrodo acoplado a la sonda ecográfica para abordar el mioma de forma directa y aplicarle la energía de radiofrecuencia que eliminará la vascularización del tumor, necrosando el tejido. Este tejido necrosado será reabsorbido por el cuerpo hasta su completa desaparición. Esta técnica evita cicatrices antiestéticas en el abdomen de la mujer y lo que es más importante, preserva intacto el útero a la vista de futuros embarazos. Son muchos los CENTROS EN ESPAÑA donde puedes acudir para este tratamiento.

Desde hace años la radiofrecuencia se utiliza para tratar tumores en otras partes del cuerpo como hígado, riñón, tiroides, mama, pulmón… con excelentes resultados y sin riesgos quirúrgicos para los pacientes. Las intervenciones se realizan de manera ambulatoria, con leve anestesia o sedación y el paciente puede regresar a casa a las pocas horas de ser intervenido.

Muchas mujeres ya son tratan los miomas sin cirugía mediante este método de forma efectiva sin necesidad de anestesia ni cicatrices ni riesgo quirúrgico y con excelentes resultados.