Blog

La clínica DENSICORP, ya trata los nódulos tiroideos con radiofrecuencia, evitando la cirugía.

radiofrecuencia tiroides

El Dr. Enrique Esteban, radiólogo Intervencionista y el Dr. Miguel A. Mollar, Endocrino, se unen para tratar los nódulos tiroideos sin cirugía, de manera mínimamente invasiva, gracias a la radiofrecuencia.

Los nódulos tiroideos son un crecimiento anormal de las células tiroideas que forman un tumor. Son pequeños bultos y es habitual que sean tumores benignos aunque una pequeña minoría puede ser maligno.

Por eso es importante evaluar los nódulos para diagnosticarlos siempre en estadios tempranos. En España se estima que un 30% de la población presenta nódulos tiroideos, subiendo la prevalencia con la edad.

Radiofrecuencia, la alternativa a la cirugía.

Hasta hace algunos años la única opción para eliminar los nódulos tiroideos era la tiroidectomía, que consiste en la remoción total o parcial de la glándula tiroides, ubicada en el cuello. Gracias a los avances de la tecnología, en este caso la tecnología coreana, el Servicio de Endocrinología de la Clínica Densicorp, ubicada en Valencia, ha incorporado la técnica de radiofrecuencia para el tratamiento de los nódulos tiroideos.

La radiofrecuencia es una técnica mínimamente invasiva, que consiste en introducir, a través de la piel, una aguja que genera calor en la punta y quema el nódulo desde el interior del mismo. “El tejido se va necrosando y se disminuye el tamaño del nódulo a lo largo de los meses. 

 

Los Beneficios de esta técnica

Con esta técnica además de la intervención quirúrgica y su cicatriz, evitamos una anestesia general y el ingreso hospitalario del paciente, que se va a casa unas horas después de la intervención, sin necesidad de baja médica”, explica el Dr. Enrique Esteban, Radiólogo intervencionista y especialista en la técnica.

La implantación de esta técnica tiene como objetivo, disminuir el uso de cirugía y con ello, además de la cicatriz, evitar todos los inconvenientes derivados de la misma, como la posible lesión a los nervios de las cuerdas vocales y la laringe o una elevación aguda, de los niveles de la hormona tiroidea.

 

“Gracias a  la radiofrecuencia, en cuestión de unas horas, el paciente puede olvidarse para siempre de su nódulo tiroideo”.

El Dr. Miguel A. Mollar, recalca además que, “La aplicación de radiofrecuencia en lugar de cirugía, evita al paciente tener que llevar de por vida, un control de las hormonas tiroideas mediante la ingesta de medicación para ello. 

 

¿Cuánto tardan en verse los resultados?

Al aplicar calor en el centro del nódulo, conseguimos la necrosis del mismo y con ello la muerte celular, y la mayoría de los nódulos disminuyen de manera progresiva a lo largo de los seis meses siguientes a la intervención, apunta el Dr. Enrique Esteban.