ActualidadBlog

Ablación de tumores por radiofrecuencia: la mejor forma de esquivar la cirugía

Ablación de tumores por radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una tecnología al servicio de la salud capaz de destruir tumores sin tener que pasar por el quirófano. Hoy os hablamos de la ablación de tumores por radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una técnica utilizada desde hace ya bastante tiempo con muy buenos resultados. Aunque la mayor parte de la población conoce este sistema por sus fines estéticos, cada vez son más las utilidades aplicadas a la salud que se le conocen.

Prueba de ello es su utilización para tratar cánceres o tumores en numerosos órganos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes. La ablación de tumores por radiofrecuencia se ha convertido en un tratamiento recomendados por profesionales de todo el mundo.

Si bien, es sabido que las funciones celulares normales se detienen si la temperatura es elevada, hasta los 42°C, y que la muerte celular (necrosis) ocurre a gran escala cuando se superan los 46°C durante cierto tiempo. A partir de los 60°C se produce la muerte celular instantánea. De ahí que la eliminación de células mediante calor suponga un método cada vez más utilizado para tratar tumores o incluso cánceres.

Proceso de ablación de tumores por radiofrecuencia

El procedimiento de radiofrecuencia consiste en guiar una aguja conectada a un generador y, gracias a las imágenes proporcionadas por ecografía y tomografía computarizada (TC), alcanzar el centro de la lesión para aplicar sobre las células dañadas un calor superior a 60°C. De esta forma se consigue la muerte celular.

La ablación por radiofrecuencia puede ser realizada durante un procedimiento quirúrgico abierto, con anestesia general o insertando la sonda (aguja) a través de la piel sin necesidad de cirugía. La colocación de la sonda puede ser guiada mediante un ultrasonido, imágenes por resonancia magnética (RM) y/o tomografía axial computarizada (CAT o CT), US y TAC y, en menor medida, RM. Después del tratamiento, las células del tumor morirán y será el propio cuerpo quien se encargue de eliminarlas.

Radiofrecuencia, técnica eficaz para múltiples patologías

Las aplicaciones son innumerables. Estudios y miles de casos de éxito posicionan la ablación de tumores por radiofrecuencia como una técnica segura y eficaz para tratar patologías como:

  • Miomas uterinos. Mediante esta técnica, sin cicatriz ni anestesia, se logra evitar la cirugía (miomectomía) o incluso la completa extirpación del útero (histerectomía), tratando cualquier tipo de mioma uterino menor de 10 centímetros (cm).
  • Cáncer de mama. Es una técnica probada y usada con éxito para tratar los cánceres de mama tempranos en la cirugía conservadora. En este caso, la radiofrecuencia se usa a nivel intraoperatorio, es decir, cuando el cirujano extirpa el tumor, aplica la radiofrecuencia en el lecho del mismo para eliminar cualquier resto de células cancerígenas. Os dejamos enlace con entrevista de la Dra. Marta Riveiro, pionera en esta técnica, aquí.
  • Nódulos de tiroides. Se utiliza la radiofrecuencia para tratar los nódulos tiroideos y paratiroideos. Con anestesia local y mediante una aguja que emite calor en su punta, se llega al centro del nódulo y se aplica calor. De este modo, se consigue la reducción del mismo sin necesidad de provocar cicatriz en el cuello ni extirpar la glándula tiroides. Os dejamos enlace a un vídeo del Dr. Juan Carlos Percovich explicando la técnica y sus aplicaciones, aquí.
  • Cáncer de hígado, riñón y pulmón. En tumores y cánceres, con ayuda de imágenes computarizadas, se localiza la lesión y se accede a la misma con una aguja de radiofrecuencia que calienta las células hasta conseguir la muerte celular. Es una intervención mínimamente invasiva, que busca mejorar la calidad de vida del paciente y evita una cirugía mayor.
  • Vías biliares. Los pacientes son tratados con radiofrecuencia antes de colocarles la prótesis con el fin de que éstas aguanten más tiempo descubiertas y sin crecimiento en el interior de las mismas. Así se evitan ingresos por colangitis o por obstrucción, además de tener que volver a reposicionar otra prótesis. El caso más dilatado en el tiempo es de casi dos años con una prótesis metálica descubierta en vía biliar.
    Os dejamos enlace con la Dra. Lidia Martí, que aplica la técnica de ablación de tumores por radiofrecuencia en el Hospital Francisco de Borja en Gandía, aquí.

Estas son solo algunas de las aplicaciones que se están llevando a cabo con la radiofrecuencia, a la que cada día se suman más especialidades.

Si deseas ampliar información sobre las posibilidades de la ablación de tumores por radiofrecuencia, no esperes para ponerte en contacto con nuestros profesionales. Estarán encantados de atenderte.

Imagen: Freepik