ActualidadBlog

Radiofrecuencia o cómo evitar la tiroidectomía en el tratamiento de los nódulos tiroideos

tratamiento de los nódulos tiroideos

Tratamiento de los nódulos tiroideos. Se estima que, en España, un 30% de la población sufre nódulos tiroideos. De esta cifra, casi el 85% son mujeres, aumentando la probabilidad de padecerlos con la edad.

La radiofrecuencia es una técnica, que al igual que en otras aplicaciones médicas, se presenta como una alternativa útil, eficaz y segura a los procedimientos quirúrgicos habituales en el tratamiento de los nódulos de tiroides y paratiroides. Asimismo, la radiofrecuencia es una técnica minimamente invasiva que permite evitar la tiroidectomía en el tratamiento de los nódulos tiroideos.

El Dr. Fermín Garrido, radiólogo intervencionista de Granada, trata los nódulos tiroideos y paratiroideos mediante radiofrecuencia, evitando la extirpación de la glándula tiroidea.

¿Qué es un nódulo tiroideo?

Un nódulo tiroideo se define como una lesión discreta dentro de la glándula tiroidea que se diferencia radiológicamente del parénquima tiroideo que la rodea.

Hablando de una manera coloquial, es una formación normalmente redondeada que se ve en ecografía dentro del tiroides. Puede ser sólido (formado por células, como puede ser el aspecto del hígado o el músculo) o quístico o quístico en parte (con líquido en su interior más o menos espeso).

Es muy frecuente el nódulo tiroteo, describiéndose hasta en el 50% de la población, si se usa ecografía.

Benignos en más del 90% de los casos. Algunos pueden ser malignos.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Habitualmente no se notan. Cuando dan síntomas suelen estar asociados a la presión que ejercen alrededor o estéticos por visualización del nódulo.

Otros síntomas pueden ser la tos, la sensación de cuerpo extraño al tragar y, en algunas ocasiones, alterar la voz.

¿En qué consiste exactamente el tratamiento de los nódulos tiroideos?

El tratamiento de radiofrecuencia es aquel que se encarga de quemar el nódulo. La radiofrecuencia produce calor y se aumenta la temperatura del nódulo por encima de 60ºC y por debajo de 100º C, destruyendo así el parénquima.

Para quemarlo hay que pincharlo con una aguja que es la que produce la lesión térmica.

Es una técnica que se realiza con anestesia local, estando el paciente despierto y consciente. Estamos ante un tratamiento muy llevadero y no es molesto habitualmente. Se puede notar calor y alguna sensación puntual de segundos según localización.

¿Es aplicable esta técnica a cualquier tipo de nódulos?

Esta técnica es aplicable a los nódulos sólidos o con un componente sólido, cuando el nódulo es completamente quístico se trata con alcohol.

En cuanto al tamaño, en principio todos pueden ser tratados. Si bien los nódulos muy grandes, mayores de 5 centimetros (cm) tardan más en responder o a veces hay que tratarlos dos veces.

No se tratan los nódulos malignos excepto que no exista alternativa terapéutica quirúrgica.

¿Puede volver a reproducirse un tumor después de un tratamiento por radiofrecuencia?

Es posible, pero es poco frecuente. La ablación del nódulo benigno no exige quemar el 100% del nódulo, pudiendo dejar las partes que pegan a los nervios sin quemar.

En los pocos casos en los que ocurre, se puede volver a ablacionar (quemar).

¿Cuáles son los posibles riesgos del tratamiento?

Esta técnica es mínimamente invasiva, por lo que los riegos son menores que con la cirugía, sobre todo las complicaciones graves.

La complicación más frecuente es el hematoma pequeño autolimitado. Se pueden infectar, pero esta descrito en menos del 1%.

La complicación más relevante, que también ocurre en la cirugía, es la lesión del nervio recurrente que se estima en el 1% de los tratamientos y habitualmente es recuperable, describiéndose pocos casos no recuperables.

En general se asume que el índice de complicaciones es menor que en cirugía y la recuperación más rápida, no necesitando más que una observación de unas horas tras la cirugía.

A continuación os dejamos con algunos vídeos muy ilustrativos de esta técnica, es decir, de cómo la radiofrecuencia obtiene excelente resultados en el tratamiento de nódulos tiroideos. Esperamos que os resulte de interés y utilidad. No olvidéis, que para cualquier consulta, no tenéis más que contactar con nuestro equipo. Estaremos encantados de atenderos.